Ella enfrente, con los pies en la tierra y la mente en su mundo.

Y yo, intentando encontrarla; y sin poder soltar queja, pues no recordaba la última vez que la había visto sonreír así.

Sí,

algo había cambiado.

Relucía, aunque ella aún no lo viera, relucía;

le declaraba el amor a su espejo, bailaba y canturreaba en todo lo que hacía e incluso había dejado de morderse las uñas.

+ Dime, ¿hay algo que no me hayas contado?

Ella enfrente, buscándome en cada gesto.

Y yo, perdida cuanto menos; y feliz como un mentecato. Tanto, que ni hablar podía.

Y tanto, que poco tardó en preguntarme.

– Sí, lo hay. – contesté.

Prestó entonces toda su atención en mí

como si le estuviese a punto de confesar el secreto más maravilloso del mundo;

[…]

 

 

Massagué, Z.

Anuncios

Un comentario en “Enfrente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s