Aquello que escribí y no publiqué

”      Cambio de look más que de bragas, eso es una realidad que estoy dispuesta a asumir. En menos de dos años me he teñido el pelo de 3 colores distintos unas 5 veces, me lo he cortado en 4 ocasiones de maneras muy diferentes y tan solo he utilizado un tanga a vuelta y vuelta, nah. Hace unos minutos, en uno de mis arrebatos: “mírate al espejo pedazo de zorra, tienes que estudiar así que aparta de una puta vez las distracciones de ti”, he buscado en yahoO respuestas si era malo el abuso del cambio de look y, sorprendentemente, no hay nada acerca del tema. Sooospechoso cuanto menos; pero en fin, frecuentemente veo cortes de pelo por seguir modas o por un arrebato fugaz, lo normal, vaya. Pero yo, yo lo hago cada equis tiempo porque siento la necesidad de cambiar de aires. Por supuesto no me refiero solamente al cabello y, por supuesto también, no es mi aspecto lo que me preocupa.

Hoy, 25 de mayo de 2015, cumplo 19 años y me siento la hormiga más pequeña y más cansada del mundo, un bichito de seis patusquis que mil veces ha estado al filo de dejar de luchar por un verano que parece no llegar. Benditos infinitivos vaya pareado me acabo de marcar.
“No podías ser una linda marrriposa, ¿no? melodramática..”
Cuando veo que me estanco o que las cosas no van según yo, avanzo, cambio, dejo todo atrás y vuelvo a empezar. Lo hago drástica e instintivamente.

Tras más tiempo del que me gustaría admitir dándole vueltas al tema… como aquella vez que me pasé un mes entero pensando que vivía en una especie de Matrix y relacionaba cada cosa que me decían con algo que había visto o escuchado… Basta. A lo que iba, he dejado proyectos, amigos, sitios y recuerdos atrás en más de dos y en más de tres ocasiones, a veces por gusto, otras por obligación. No alcanzo ni mis 2 décadas de vida y tengo más preguntas existenciales yo en cinco minutos que la mayoría de personas que conozco en toda su vida, así que mi conclusión, al menos por ahora, es un: no importa, Zaida, no tiene la menor importancia. A día de hoy, no me preocupa lo que esté atrás sino aquello que ahora está a mi lado. No me importa cambiar de corte o color de cabello cada 10 minutos si con eso soy feliz 20. Y no me importa si es algo inmaduro o temporal, porque sé, que tras los proyectos fiesta, que los llamo yo, aquellos eventuales, existe lo verdaderamente importante y por lo que doy gracias cada día, quien crea un Matrix conmigo y quien me saca de él cuando lo necesito.

Estoy segura de que si has aguantado todo este texto aburrido, ligeramente largo, hacepensarneitor y últimamente poco frecuente párrafo zaidoso es porque formo o he formado parte de tu felicidad. Así que solo me queda darte las gracias por existir y desearte un feliz día.

PD: Leer, aunque sea esta shit, alimenta el alma.

25/05/2015       ”

Massagué, Z.

Anuncios

3 comentarios en “Aquello que escribí y no publiqué

  1. Te ha faltado añadir que en lo q se dice pelo se añade también el vello facial, bigote y cejas cortos,largos,poblado y despoblado e inglés, brasileñas, alopecia, corto y largo. Pero….. Da igual como tengas tus benditos pelos sean del lugar q sean, lo q importa en tu canvio de look es tu canvio de Luz.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s